Sumador vs. Bounce

Desde hace muchos años apareció en el mercado una variedad de equipos llamados Sumadores Analógicos.

Dichos equipos vinieron para compensar la perdida de las consolas analógicas de gran porte existentes en los grandes estudios, que si bien ya habían adoptado la grabación digital como estándar, seguían utilizando la consola en la etapa de mezcla, enviando individualmente cada canal del DAW a la consola, utilizando sus ecualizadores, procesadores dinámicos, etc. y grabando la suma en forma estéreo nuevamente en nuestro DAW. De esta manera se obtiene un sonido que ha pasado por un circuito que agrega su propio sonido, algunos mas transparentes que otros, con una espacialidad determinada pero sin lugar a dudas, aportando siempre algo extra a la mezcla.

 

Cuando trabajamos íntegramente “in the box” como la mayoría de los usuarios actuales, la suma de las señales se hace de forma digital, es decir adicionando los números que representan cada una de las señales a través de un algoritmo propio de cada software. Si bien la mayoría de los DAWS actuales lo hacen en aceptable en la industria, resulta interesante hacer una comparación con una etapa de suma analógica para analizar y escuchar los resultados y sus diferencias.

Podemos entonces pensar en los sumadores analógicos como el circuito donde se procesan y se suman o mezclan las señales de las consolas analógicas (de allí viene su nombre, sumador) que van desde los 4 a los 32 canales en sus formatos mas estándar. Los hay totalmente pasivos (no colorean, ni aportan tono a la mezcla), con o sin control de paneo variable, valvulares o activas, de estado solido, valvulares, con inserciones por canal, auxiliares y controles de tono, opciones formato serie 500, etc.

 

 

 

 

  Otra analogía interesante es pensar la suma como si fueran la sección de un caño, en nuestro DAW ese caño tiene un ancho determinado fijo el cual a medida que vos sumando señales, primero el bajo empieza a ocupar la sección completa del caño, luego incorporamos la batería y se achica el bajo para dar espacio a la batería, las voces, las guitarras y toda la mezcla se tiene que acomodar en esa sección del caño, lo que produce que el sonido final suene apretado, se pierdan agudos y la imagen estéreo se vea disminuida . Cuando usamos un sumador analógico a medida que vamos agregando instrumentos, la sección del caño se va agrandando, entonces cuando ponemos el bajo que ocupo toda la sección del caño, agregamos la batería y el bajo queda en su lugar y aparece un instrumento nuevo, “pegándose” uno con otro naturalmente, dando lugar a cada nuevo instrumento que vamos incorporando, logrando que la suma de nuestra mezcla sea mas natural, con una imagen estéreo mas amplia, sin estar renegando porque a nuestras mezclas siempre les falta brillo.  En cuanto a la forma de configurarlo, lo ideal es tener una interface de audio con la mayor cantidad de salidas analógicas posibles, para aprovechar al máximo las cantidad de canales que nos da nuestro sumador, que sugerimos no sea menor de  ocho, para agrupar instrumentos respetando los picos dinámicos de cada uno de ellos y sus transientes, dependiendo los instrumentos dentro de cada mezcla. 

 

 

Un tip de mezcla que se esta utilizando por muchos técnicos es la utilización de sumadores en cascada, y por ese motivo, muchos fabricantes hacen sumadores de configuraciones mas chicas que luego se conectan a otro sumador, entonces podremos volcar 4 u 8 lineas de distintas guitarras en un sumador de 4 canales, luego pasar por un compresor para ganar algunos decibeles de compresión y luego, ese nuevo sumador, que a su vez tiene otros sumadores conectados a sus otras entradas físicas, con distintos instrumentos agrupados y pasados por distintos compresores ganando pocos dB, a la salida, terminan mezclando el grupo final, donde podremos hacer ajustes tipo stems, para controlar los insturmentos que cambian de plano luego de la compresión, y al final de esta ultima etapa de suma, se agrega un nuevo compresor de Bus, que le da el famoso efecto Glue de mezcla, puede haber con distintos colores de mezcla o compeltamente transparentes. A la vez muchos sumadores traen inserciones tanto en sus canales como en su salida master,  por lo que podemos agregarle un compresor o ecualizador estéreo para procesar cada señal.

 

 

 

El mundo de los sumadores es muy amplio y resulta indispensable hacer una investigación de cual es el mas aconsejable  para cada técnico o estudio de grabación, teniendo en cuanta cual es el audio que se esté buscando, pero sin duda, es un complemento indispensable en todos los estudios que no cuenten con una consola de mezcla.

Complemento: Recientemente la firma Kahayan, ha fabricado un modulo serie 500, que luego expandio también a formato rack, que se utiliza a la salida de los sumadores y que saturándolo como corresponde, da el glue característico de las mesas SSL, luego se puede comprimir a gusto para mejorar la dinámica de acuerdo a lo que requiera cada proyecto músical.

 

 

 

Escuchemos un audio donde hicimos la mezcla de un material a través del bounce de Pro Tools y luego la misma mezcla, la adaptamos y modificamos los niveles para mantener la relación de la mezcla y escuchamos claramente la diferencia entre un audio y el otro, cada 8 compases vamos alternando de un modo al otro, comenzando con la mezcla del bounce de Pro Tools.

 

   
Bounce Pro Tools   Bajada Sumador   Mezcla Bajadas Bounce y Sumador